Ciudad

El año pasado en la Escuela Infantil N°4, ubicada en Villa Real, nos habían contado el proyecto de recibir las botellas de amor, un tema que creímos postergado por la pandemia y los recesos escolares, pero resulta que las seños de esta Escuela son muy ocurrentes y recibían estas manualidades realizadas en casa y en familia.

Es así que respetando los protocolos, asistimos a ver la tarea que están realizando y nos dice Alejandra Jelenic, la Directora, que con instrucciones sencillas, entregadas a las familias en cada visita a retirar los alimentos se hacia el intercambio de entrega y recepción de botellas. Las familias retiraban las botellas vacías y en casa las llenaban, y en la próxima visita las traían completa, una actividad sencilla, nos dice Alejandra, se van poniendo papelitos, sobres, hilos y todo material reciclable, que se prensa muy bien a fin de darle consistencia al plástico y reutilizarlo. Fue tan buena la repercusión y respuesta que han recibido, muchas, muchísimas, que serán utilizadas para todo el perímetro del cantero donde se plantarán las flores que anidaran a las orugas, que luego se transformarán en mariposas, una tarea que las llena de emoción.

Este año con la ayuda de un papá de la escuela fueron preparando el cantero, que luego será protegido de los fríos y del sol, donde además se elegirán las semillas propicias para este objetivo, por ahora hay uno solo, pero lo dividirán en varios sectores para que cada sala tenga su espacio para plantar.

Con los registros que se lleva de las tareas nos dice Jelenic, en los que trabajarán más los chicos del jardín, que luego les permite ver otros contenidos en la sala como por ejemplo matemáticas y lenguas, van a hacer su blog en los cuadernos. En cambio los más chiquitos, los del maternal, harán otra intervención con las maestras, como ser regar, sacarse fotos y observar.

Aún no han decidido qué tipo de especies habrá, seguramente algunas resistentes nos dice la seño, a pesar de que le harán una protección al cantero para facilitar el crecimiento, pero ya hay plantas específicas para el jardín de las mariposas y esperan poder plantar más, apelando a los vecinos y padres del jardín que colaboran con entusiasmo.

Este año han logrado unas cuantas crisálidas, que la referente ambiental Betina Kovac, fue registrando para que los chicos puedan disfrutarlo, así que nos contó el proceso de ver a las orugas comerse las plantas que para ese fin colocaron en un espacio cercano a la huerta, para luego hacer la transformación.

El entusiasmo es manifiesto, los chicos elaboran los carteles, estas actividades son típicas de las escuelas verdes, ya estamos en la cuarta y última categoría nos dice la directora, pero seguirán incluyendo proyectos como es el Jardín de mariposas, continuando con la huerta, los chicos que ingresan se apropian de los objetivos, como también maestros.

Las botellas servirán además de contención para que la tierra y el agua no se deslicen de los bordes, perdiendo efectividad en la huerta, que durante el año pasado fue la prueba de fuego cuando se realizaban los riegos espaciados por el cierre escolar, pero sin embargo cosecharon muchas calabazas.

Pudimos ver varias crisálidas que la seño nos fue señalando la ubicación, incluso una en un parante de metal, los chicos regando los pequeños potecitos que contenían semilla, para que germinen, la ternura del trato hacia este posible brote. También nos contó la vice directora Marcela Lancellota, que los chicos disfrutan de los juegos que tienen en el patio, donde además hacen gimnasia, clases de música, no se quejan del frío, lo aprovechan al espacio que tanto cuidan para ellos.

Marcela recuerda los inicios, ella está desde el principio, donde no tenían este espacio, que estaba lleno de escombros por la construcción reciente, con la participación activa de la Comuna10, en el año 2017 se gestionó una protección que se logró en el año siguiente, lo que les permitió colocar la trepadora, convirtiendo el lugar en un espacio seguro, con piso de goma, que los chicos disfrutan mucho. Los eventos de egreso se hicieron en este patio, también los de primaria, lo que es fundamental para los chicos nos dice Marcela, que cuenta con el mantenimiento de la Ciudad de Buenos Aires. Como es una escuela de jornada completa, pero en este tiempo es solo media jornada, cada 15 días les entregan a las familias una canasta alimentaria, compuesta por frutas, verduras, leche y alimentos secos. Para los chicos que no concurren por distintas razones, usan las plataformas google sites, padlet institucional y mails de cada sala, para dar continuidad pedagógica, sitios con los que la escuela se maneja desde el inicio de la pandemia, pero los ven llegar felices de encontrarse allí con su seño y sus compañeros.

Largo ha sido el camino de esta escuela, que este año está tramitando su nombre, elegido entre los padres y vecinos que concurren, quedando el de “Entre pinos y moras”, una escuela verde, que a través de este link, la referente Betina Kovac nos muestra el ciclo de la mariposa monarca https://drive.google.com/file/d/1ThSEDhXO-utEhcNL4UO7nP3k9A4U1hkY/view

10132202
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
2334
4082
18129
6961343
91687
131871
10132202

Your IP: 185.191.171.10
2021-09-23 12:36