Inicio

A pesar del tiempo lluvioso el domingo 18 de marzo, muchos vecinos e instituciones barriales se hicieron presentes para escuchar la charla de los Orígenes del barrio de Villa Real realizada por la Junta De Estudios Históricos de Villa Real.

Allí la Presidente Alicia Graciela Martínez junto a varios de los integrantes de la Junta de Estudios, destacaron detalles del nacimiento de este barrio, que estuvo emparentado con el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (hoy General San Martín), el cual construyó en la primera década de este siglo un ramal que iba desde la estación Sáenz Peña hasta Versalles. Nació así en la intersección de las actuales Irigoyen y Tinogasta una estación, que por decreto del 18 de marzo de 1909 recibió el nombre de Villa Real y es en torno a esta estación que el barrio comenzó su progresivo crecimiento.

Historias y tradiciones barriales

Hay quienes clasifican a los barrios de Buenos Aires en dos grandes categorías: los que tienen historia y los que no la tienen. Entre los primeros estarían San Telmo, La Boca, Montserrat, San Nicolás, Retiro, Recoleta

Balvanera y otros donde los muros de antiguas casonas aún rezuman el aliento de rancias familias patricias y cuyas calles fueron testigos de nuestra historia patria.

En cambio los otros los de sin historia, serian aquellos de reciente formación, entre los cuales se encuentra nuestro querido barrio de Villa Real.

Aquí no existen mansiones centenarias ni familias de abolengo, pero aun está fresco el recuerdo de aquellos quinteros italianos, españoles y portugueses, que comenzaron a poblar estos parajes, junto a ellos, estos otros inmigrantes que abandonando conventillos se afincaron en estos andurriales tras el sueño del sueño de la casita propia.

Nuestra historia chica es la historia del trabajo y la esperanza. Es la historia de obreros que debían cruzar diariamente charcos y zanjones hasta el medio de transporte más cercano que lo acercara hasta su lugar de trabajo y que de vuelta por las noches y junto a sus vecinos, interpretaban una sinfonía de martillos y serruchos levantando los muros de sus humildes viviendas.

Es además, la historia de hombres de empresas que tuvieron la audacia y la visión de instalar aquí pequeñas industrias, talleres y comercios.

Es también, la historia de heroicas maestras que llegaban chapoteando barro a las precarias escuelas.

Es en definitiva la historia de un vecindario que sintió al barrio como algo propio, a través de precursoras sociedades de fomento, y la lucha por una mejor calidad de vida.

Pero sin embargo el barrio tiene sus hitos, además lugares donde se gestaron grandes logros de los que hoy disfrutan sus habitantes, entre ellos la Plaza Villa Real, el Museo del Automóvil, el

Club Social y Deportivo Villa Real, las plazas y haciendo un destaque al nacimiento del barrio hay una Placa  Conmemorativa, en  Tinogasta e Irigoyen, donde se encontraba la estación Villa Real del Ferrocarril  Buenos Aires al Pacífico que dio origen  al nombre del barrio. Esta placa fue hecha por iniciativa de la Junta de Estudios Históricos de Villa Real.

Citando a nuestro querido Roberto Gritta, dicen los vecinos "NUESTRO RECONOCIMIENTO A ESOS PIONEROS A TRAVES DEL ESTUDIO Y LA DIFUSION DE SU EJEMPLO"

 

4894992
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
1073
3230
17570
1730089
50686
94364
4894992

Your IP: 54.224.108.238
2018-08-17 11:35